Opinión

 martes 13 de septiembre de 2022

 

¿Está usted pagando la cuenta de energía de Putin?

Foto: Twitter

Comparte

Todos los noticieros europeos empezaron con la noticia de que Europa ya no recibirá más gas de Rusia, la excusa es un problema técnico, pero todos saben que es una forma de Putin de decirle a todos los gobernantes que no se inmiscuyan más en la “operación especial” como él ha llamado la invasión a Ucrania.

Esta noticia la leyeron 29561 personas


Aporta un "Me gusta" a este portal ¡Gracias!


Todos los noticieros europeos empezaron con la noticia de que Europa ya no recibirá más gas de Rusia, la excusa es un problema técnico, pero todos saben que es una forma de Putin de decirle a todos los gobernantes que no se inmiscuyan más en la “operación especial” como él ha llamado la invasión a Ucrania, países como la poderosa Alemania es totalmente vulnerable al gas ruso, la industria lo necesita para los procesos, las plantas generadoras de energía para la producción eléctrica tan necesaria para los aires acondicionados en un verano con temperaturas de más de 400 y primordial en el invierno porque las bajas temperaturas crean condiciones de muerte, siendo necesaria la calefacción.

Sin importar si un hotel está localizado en Barranquilla, en Pasto o en Medellín es necesaria el agua caliente, debido al volumen muchos optan por tener calderas que consumen combustible diésel o lo que llaman crudo de Castilla que en esencia es petróleo crudo, lo grave es que su utilización incrementa los impactos nocivos en el medio ambiente, a la par de pagar mayores valores porque todos los hidrocarburos están amarrados a los precios internacionales.

Pero aún en un país con un clima maravilloso como Colombia los valores de los servicios públicos se han venido incrementando a la par de la inflación, esto obliga a pensar en soluciones que van más allá de subsidiar una tarifa, es trabajar por cambiar los conceptos de diseño de todas las construcciones, ya sea un hotel, un colegio, un edificio de apartamentos, o hasta una vivienda rural, es necesario comprender cómo funcionan los servicios públicos, para que a su vez se puedan tomar medidas que minimicen los impactos nocivos en el medio ambiente, a la par de pagar racionalmente para mantener una calidad de vida satisfactoria.

Si nos enfocamos en la energía eléctrica en Colombia proviene en un 70% de plantas que utilizan el agua para mover turbinas, cuando se tienen años dónde las lluvias son abundantes, lo ideal es utilizar a su máxima capacidad este tipo de plantas generadoras que no producen emisiones a la atmósfera, otra gran parte de la energía proviene de termoeléctricas, que utilizan ya sea gas natural o carbón para producir vapor y a su vez mover turbinas que mueven los generadores, éstas por principio son contaminadoras, algunas de estas a pesar de tener una época lluviosa, es necesario tenerlas funcionando para tener una buena regulación de energía a lo largo del país.

No tiene mucho sentido traer gas natural qué se produce en la Guajira colombiana o en el Casanare para ser quemado en un calentador para que se tenga agua caliente en una ciudad como Tunja o Bogotá, cuando perfectamente el mismo servicio se podría tener de un calentador solar instalado en el techo o en la azotea del edificio, que no requiere ningún mantenimiento especial, insumos o mucho menos tener que pagar mensualmente la cuenta por ese servicio a alguna empresa.

Si se está diseñando una torre de oficinas sofisticada, es una buena práctica pensar en instalar aerogeneradores de tal manera que las corrientes que se producen por la misma estructura del edificio sirvan para mover turbinas que generan energía eléctrica, que se puede utilizar para las diferentes necesidades como iluminación o hasta mover los ascensores.

En los colegios y universidades en general es necesario aprender a pensar ecológicamente, ¿Qué se puede hacer para minimizar el impacto en el medio ambiente en todas las actividades humanas?

Un gran diferenciador en la venta de apartamentos y oficinas debería ser la minimización de los impactos al medio ambiente y el menor valor de los servicios públicos, son muchos los casos en donde el problema no son las grandes inversiones, sino entender y diseñar desde el principio bajo consideraciones de sostenibilidad, por ejemplo, cuánta agua es necesaria en el inodoro en cada descarga, hay algunos que usan 25 litros mientras que otros solo 5 litros, lo interesante es que no son más costosas.

Es preocupante que la Unidad de Planeación Minero Energética, UPME, adscrita al Ministerio de Minas y Energía, en el Primer balance de Energía Útil para Colombia y Cuantificación de las Pérdidas energéticas relacionadas y la brecha de eficiencia energética presentado en 2019, que en las recomendaciones no se considera de ninguna manera la utilización del sol como una alternativa real.

Con urgencia es necesario preguntar ¿Qué puedo implementar para minimizar el gasto en los servicios públicos mientras disminuyo el desastre ecológico qué hacemos con el quehacer humano día a día?

Fuente: BRPrensa Digital - Mauricio Salgado Castilla

Esta noticia la leyeron 29561 personas

Cultura Digital, Aporta un "Me gusta" a este portal


Noticias Relacionadas

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Conoce el sistema radial Online del Grupo Red Andina Radio & TV. Donde sus selectos oyentes y visitantes pueden complacer su oido con las mejores notas músicales con un variado listado de emisoras


Copyright © 2021
El uso de este sitio web implica la aceptación de los Términos y Condiciones de Boyacá Radio
Prohibida su reproducción total o parcial, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita de su titular Boyacá Radio.


¿Está usted pagando la cuenta de energía de Putin?