Opinión

 domingo 20 de marzo de 2022

Esperanza en medio de la angustia por la Selección

Foto: BRPrensa Digital - Felipe Serrano

Comparte

Antes los retos finales de la selección Colombia, soy optimista moderado sin tapar la realidad con una mano, ni vivir las predicciones con fanatismo.

Esta noticia la leyeron 29562 personas


Aporta un "Me gusta" a este portal ¡Gracias!


Me aferro a una pequeña luz, que, como opción estadística, alumbra tenue en el camino.

Voy contra la corriente, lo admito, porque también he sentido el infierno en las adversidades del pasado.

Me ilusiona la reivindicación por los dos años de eliminatoria condenados al fracaso, por las justificaciones sin medida desde los medios, por relativizar los resultados. Por los conflictos de la gente tóxica, por la negación a la realidad que amenaza.

Por la falta de gol y la carencia de un equipo. Por la ausencia de osadía del entrenador y la confusión de su planteamiento.

Soy optimista a pesar de las estadísticas en contra.

porque me resisto a ser mensajero de infortunios, porque, por oscuro que sea el panorama, quedan las dos últimas chances.

No es fácil convencerte para que dejes de ser escéptico. Estás herido por futbolistas que secuestraron tus ilusiones, no sudaron la camiseta, ni tuvieron sentimiento patrio.

Estrellas doradas a las que poco les importó una derrota.

Pero hay tiempo para el rendimiento a tope, con los dientes apretados, como perros de presa. Con ambiciones genuinas, no fingidas, con el esfuerzo como base, evitando que el egoísmo desplace el talento y las palabras sean más importantes que los hechos.

No hay tiempo para maquillar errores. Al contrario, es el momento de lavar la cara sucia.

Tengo la seguridad de que, a la hora de ver rodar la pelota, nervioso verás el desarrollo y el cierre del partido.

Te disgustarás con su trámite y con el resultado en contra. Con agravios castigarás los errores, reprocharás al técnico, pero, seguro, celebrarás sin límites los goles, te reconcilias con tus ídolos y revivirás el sueño de catar.

Irás en contra de los comentaristas y no tendrás consideración con el VAR o con el árbitro.

El triunfo para ti será una fiesta. Con los efectos, que, por fortuna, no serán duraderos en caso de la derrota. Es fútbol, mi hermano, es fútbol, que siempre tiene un mañana para reciclar afectos.

Fuente: Esteban Jaramillo Osorio

Esta noticia la leyeron 29562 personas

Cultura Digital, Aporta un "Me gusta" a este portal


Noticias Relacionadas

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Conoce el sistema radial Online del Grupo Red Andina Radio & TV. Donde sus selectos oyentes y visitantes pueden complacer su oido con las mejores notas músicales con un variado listado de emisoras


Copyright © 2021
El uso de este sitio web implica la aceptación de los Términos y Condiciones de Boyacá Radio
Prohibida su reproducción total o parcial, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita de su titular Boyacá Radio.


Esperanza en medio de la angustia por la Selección