Mundo

 jueves 25 de marzo de 2021

 

Tanatóloga colombiana da entierro digno a venezolanos sin recursos

Foto: Naciones Unidas

Comparte

En los últimos años, 1,7 millones de refugiados y migrantes venezolanos han buscado protección en Colombia

Esta noticia la leyeron 2165 personas


Aporta un "Me gusta" a este portal ¡Gracias!


Cuando los refugiados y migrantes de Venezuela no pueden costeárselo, Sonia Bermúdez trabaja para que tengan un lugar donde descansar para siempre. “Imagina el dolor de una familia que no puede darle un entierro digno a su ser amado,” dice Sonia, tanatóloga con 46 años de experiencia.

Sonia Bermúdez se dedicó a la tanatología durante casi cincuenta años; en ese tiempo, no podía aceptar el lamentable hecho de que las familias que tenían la posibilidad de costear un funeral recibían un trato distinto en comparación con aquellas que no podían hacerlo.

Por tanto, para eliminar esa desigualdad fundó una organización sin fines de lucro que se dedica a garantizar que las personas en situación de pobreza y vulnerabilidad reciban un entierro digno, sin importar su nacionalidad ni el poder adquisitivo de sus familias.

“Quienes han fallecido piden ayuda y compasión”:
En 1996, cuando Colombia atravesaba un cruento conflicto armado que se extendería por más de cincuenta años, nació la organización “Gente Como Uno”. Desde entonces, se hace cargo de todo el proceso funerario en favor de personas de escasos recursos.

La organización adquirió un cementerio; ahí yacen más de 300 venezolanos, que incluyen personas refugiadas y migrantes que murieron buscando protección después de verse obligadas a abandonar su hogar debido a la inseguridad y el hambre.

“Me entristecía ver cómo llegaban después de cruzar la frontera”, dijo Sonia, una tanatóloga de formación que se retiró después de haber trabajado 46 años en Medicina Legal en Riohacha, una ciudad al noreste de Colombia, en la frontera con Venezuela.

Se estima que, en años recientes, 1,7 millones de personas refugiadas y migrantes de origen venezolano han buscado protección en Colombia. Miles han atravesado el país, muchas veces a pie, sin importar los riesgos que conlleva el viaje a Ecuador, Perú e incluso Chile. No todas han llegado a su destino.

Si bien no se sabe cuántas de las personas que han huido de Venezuela han muerto en el extranjero, en la región se conocen, con demasiada frecuencia, historias de personas que han muerto atropelladas en carreteras y autopistas, o que han sucumbido al cansancio o a enfermedades.

Al principio, Sonia solo ayudó a una familia. Enterrar a su ser amado en el cementerio de la organización de beneficencia “les trajo paz y tranquilidad”, dijo Sonia.

Ahora, cuando alguien muere en la comunidad venezolana en Riohacha, un municipio fronterizo de casi 200.000 habitantes, las familias, amistades o compañeros de viaje de la persona fallecida saben dónde encontrar a Sonia, quien guarda algunas de las historias de las personas que entierra; por ejemplo, la historia de una madre y su hijo adulto. A causa del estrés, la madre falleció de un paro cardíaco. Su hijo, desconsolado, se quitó la vida poco tiempo después. Madre e hijo yacen en el cementerio de la organización de Sonia.

Fuente: Boyacá Radio PRENSA con información de Naciones Unidas

Esta noticia la leyeron 2165 personas

Cultura Digital, Aporta un "Me gusta" a este portal


Noticias Relacionadas

Publicidad
Edictos
BeneficiarioLink
Luis Angel Lopez Perez.
Descargar
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Conoce el sistema radial Online del Grupo Red Andina Radio & TV. Donde sus selectos oyentes y visitantes pueden complacer su oido con las mejores notas músicales con un variado listado de emisoras


Copyright © 2021
El uso de este sitio web implica la aceptación de los Términos y Condiciones de Boyacá Radio
Prohibida su reproducción total o parcial, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita de su titular Boyacá Radio.


Tanatóloga colombiana da entierro digno a venezolanos sin recursos