Opinión

 lunes 27 de febrero de 2023

 

¡Hay mucho para aprender de una carrera de trineos!

Foto: edition.cnn.com

Comparte

Una carrera de perros puede ser la metáfora para que podamos aprender lo que necesitamos como personas y para mantenernos en un proceso de permanente mejora.

Esta noticia la leyeron 29517 personas


Aporta un "Me gusta" a este portal ¡Gracias!


La doceava carrera de trineos, la Iditarod, entre los congelados senderos, entre Anchorage y Nome en Alaska, de 1,500 km de longitud, en 1985 fue especialmente dura, las rachas de viento eran de -73o C, a mitad de camino en Fenton ya varios de los “mushers” o conductores de trineos, habían desistido, pero Libby Riddles continuó su primera carrera, ganando por primera vez una mujer.

Cuando empezaron a investigar la forma como ella había corrido, encontraron que había innovado en muchas formas, como veterinaria había analizado el comportamiento de sus perros y descubrió que era mucho mejor hacer recorridos cortos de cuatro o cinco horas en lugar de la extenuante jornada tradicional de 12 horas, la misma forma como ella se entrenó se basó en conocerse muy bien convirtiendo su equipo en atletas de alto rendimiento.

Libby sin duda posee las competencias para una buena vida en lo personal y en el trabajo, “esenciales” las llama Xmaseducacion, fundamentales o blandas la mayoría de los formadores. Estas no se incluyen en la educación formal de ahí que rara vez las personas las desarrollan de forma sistemática.
Sin duda Libby era una persona excepcional, de ella podemos aprender lo que necesitamos como personas para mantenernos en su proceso de permanente mejora. Estas son algunas de las competencias esenciales que todos podemos y debemos tener:

1. Definir objetivos. Tener claro para dónde se quiere ir. Xmaseducacion tiene como símbolo un faro, es una luz, que, sin importar las condiciones, da una señal hacia dónde ir. Es diferente entrar a una carrera a solo competir que, a ganar, Libby tenía como objetivo terminar y ganar sin importar las condiciones del clima, había aprendido a hacerlo.

2. Identificar. Qué hace falta para lograr el objetivo, ¿se tienen todas las competencias necesarias?, ¿qué debo aprender?, ¿qué debo buscar en otras personas para complementar las propias?

3. Autoconocimiento. Es definitivo hacer un proceso estructurado de saber quién se es, más allá de la profesión, del título adquirido en una universidad, del cargo en una empresa o el estado civil, este conocimiento implica saber qué competencias esenciales se tienen y en qué realmente se es bueno.
El sistema educativo está diseñado para instruir en las asignaturas necesarias en las fábricas de principio del siglo XX, cómo era la de Ford, seguir instrucciones y aprende por repetición es lo importante, para los retos del siglo XXI no funciona, no se trabaja las competencias esenciales, en especial las socioemocionales: el conocimiento propio, que lo hace vibrar, sentir, en qué trabajaría aunque no le pagaran, a partir de ese conocimiento, se aprende a auto apreciarse, definitivo para reforzar la autoestima.

Los padres por bien intencionados que estén, tampoco saben cuál es su rol para estos niños y jóvenes, tratando de seguir modelos obsoletos, que definitivamente no funcionan. Primero toca aprender las competencias esenciales para que sin importar la edad se propicie su desarrollo en los hijos y en empleados.

4. Planeación. No importa lo sencilla que sea la tarea es importante planear, saber si se tienen todos los recursos necesario, por ejemplo, un chef antes de iniciar cualquier plato, revisa que tengan todos los ingredientes y el tiempo necesario para terminar el plato, en un buen restaurante el tiempo es un bien escaso como en los proyectos, si en una mesa hay seis comensales y cada uno pide un plato diferente con tiempos de entrega diferentes, es determinante planear cuándo se inicia cada uno para que se puedan entregar todos a la vez y que cada plato satisfaga a los clientes.

5. Atención. Es importante considerar la dedicación a lo que se está haciendo, no existe la capacidad de multitarea, el cerebro lo que hace es que va rotando la atención a cada una de las tareas, por eso si realmente se quiere terminar un proyecto, un trabajo, una lectura, un escrito con los recursos asignados dentro del tiempo planeado, debo dedicarle mi plena atención, no se puede dejar la tarea para la “última noche”, cuando se descubre que ya es imposible hacerlo, no están los minutos necesarios, es tradicional que las obras no se entreguen a tiempo, se funciona como en el colegio, no se planea adecuadamente y luego se pide más tiempo a la “profesora” y se descubre que no tenía todos los insumos, permisos, investigaciones, diseños etc. y no lo peor no habían previsto el tiempo de ejecución.

Seguiremos trabajando en competencias esenciales en Xmaseducacion, dejando un pensamiento: ¿hoy en día es normal pensar en ir a un gimnasio a fortalecer el cuerpo, ¿por qué no hacemos lo mismo con el cerebro que está listo para aprender?

Fuente: Mauricio Salgado Castilla @salgadomg

Esta noticia la leyeron 29517 personas

Cultura Digital, Aporta un "Me gusta" a este portal


Noticias Relacionadas

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Conoce el sistema radial Online del Grupo Red Andina Radio & TV. Donde sus selectos oyentes y visitantes pueden complacer su oido con las mejores notas músicales con un variado listado de emisoras


Copyright © 2021
El uso de este sitio web implica la aceptación de los Términos y Condiciones de Boyacá Radio
Prohibida su reproducción total o parcial, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita de su titular Boyacá Radio.


¡Hay mucho para aprender de una carrera de trineos!