Salud

 lunes 30 de enero de 2023

 

El estrés y la vida moderna

Foto: Foto de Andrew Neel: https://www.pexels.com/es-es/foto/foto-del-hombre-recostado-sobre-una-mesa-de-m

Comparte

El estrés es una reacción natural y útil que nuestro organismo utiliza para superar las adversidades de nuestro entorno, sin embargo, mal gestionado puede tener efectos en nuestra salud.

Esta noticia la leyeron 29531 personas


Aporta un "Me gusta" a este portal ¡Gracias!


El día a día en la vida moderna tiende a ser sumamente demandante, los pendientes del trabajo, obligaciones familiares, los exámenes de la universidad y un largo etc, todas estas actividades bien llevadas no suelen afectar nuestra estabilidad emocional, sin embargo, cuando las obligaciones del ambiente superan nuestros recursos internos para hacerles frente, surge el estrés.

Es en estas circunstancias tan demandantes, que el cuerpo genera un estado de activación llamado “estrés” movilizando recursos físicos y mentales para superar la adversidad permitiendo que el organismo supere la adversidad a la que se enfrenta. Esta reacción evolucionó para ser de corta duración, cazar un venado, defendernos de algún depredador o alistarnos rápidamente para llegar al trabajo.

En los casos antes mencionados se distinguen situaciones de corta duración, el tiempo es uno de los factores diferenciales que hace que el estrés se convierta en algo dañino para el individuo. Es decir, cuando el estado de activación del estrés dura demasiado tiempo, empieza a afectar las funciones del organismo y es llamado estrés crónico o también burnout.

Esto se debe a que el cuerpo detiene otras actividades fisiológicas, tales como:

Digestión: el estrés crónico puede retrasar o interrumpir la digestión, lo que puede causar indigestión, diarrea o estreñimiento.
Sueño: el estrés crónico puede interferir en la calidad y cantidad de sueño, lo que puede aumentar la fatiga y la irritabilidad.
Sistema inmunológico: el estrés crónico puede debilitar el sistema inmunológico, lo que aumenta el riesgo de enfermedades.
Equilibrio hormonal: el estrés crónico puede alterar los niveles de hormonas como cortisol, lo que puede aumentar la ansiedad, la depresión y la fatiga.
Sistema cardiovascular: el estrés crónico puede aumentar la frecuencia cardíaca y la presión arterial, lo que puede aumentar el riesgo de enfermedades cardíacas.

Es por ello que debemos estar atentos a nuestras actividades y al estrés que estas producen en nosotros, mantener un equilibrio entre nuestras actividades y el desgaste que éstas nos producen es esencial para una buena salud mental.

Fuente: Psicólogo Carlos Osorio

Esta noticia la leyeron 29531 personas

Cultura Digital, Aporta un "Me gusta" a este portal


Noticias Relacionadas

Grabaciones
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Conoce el sistema radial Online del Grupo Red Andina Radio & TV. Donde sus selectos oyentes y visitantes pueden complacer su oido con las mejores notas músicales con un variado listado de emisoras


Copyright © 2021
El uso de este sitio web implica la aceptación de los Términos y Condiciones de Boyacá Radio
Prohibida su reproducción total o parcial, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita de su titular Boyacá Radio.


El estrés y la vida moderna