Opinión

 lunes 22 de noviembre de 2021

 

La clave es la educación para una Conducta Responsable

Foto: Canal Trece. Edición: BRPrensa Digital - Karen Simbaqueva

Comparte

El tener y ejercer una Conducta Responsable es fundamental para el vivir, el convivir o el sobrevivir de todos y cada uno de los habitantes del planeta tierra. Es esa manera de comportarse y de actuar personal y socialmente ante situaciones determinadas.

Esta noticia la leyeron 2018 personas


Aporta un "Me gusta" a este portal ¡Gracias!


Es en general bastante individual en la mayoría de las situaciones, pero sin duda nos afecta a nivel social y colectivo a todos. Es por esto, por lo que estas actuaciones deben contemplar el impacto que nos generan a nosotros y a los demás. Partiendo de la conducta conmigo mismo, esta es la que aplicaré a los demás, no daré a los demás nada diferente a lo que me dé a mí, ya sea bueno, malo, correcto o incorrecto.

Ahora bien, el actuar en algo debe invitar a que se haga de manera proactiva y propositiva, rodeado de valores, a fin de generar beneficios a título personal y/o colectivo. Estas actuaciones pueden ser negativas, y al ser así deben servirnos como aviso para cambiar y actuar correctamente. Si no existiera el mal, pues no existiría el bien; al no haber parámetros de referencia. Todas las actuaciones deben estar rodeadas de valores que sin duda generan ejemplo, confianza, satisfacción y tranquilidad a todos. Debemos obrar de manera consciente con nuestras acciones conociendo los efectos que estas generan y así actuar conforme a ellas de manera responsable.

Sin duda educar es un proceso que facilita el aprendizaje para adquirir conocimientos, comportamientos, creencias, hábitos etc. Se da en diferentes etapas de nuestras vidas, de múltiples maneras y con diferentes actores.
En general en el hogar los padres educan al niño en comportamientos, hábitos y valores familiares y sociales a fin de hacerlo una persona competente para interactuar con los demás y consigo mismo de manera armónica.

Posteriormente en el colegio además de aplicar lo aprendido, los profesores y los compañeros nos refuerzan los comportamientos y valores, o al menos deberían, y recibimos una serie de conocimientos requeridos, algunos de ellos de uso diario, como leer, comprender, sumar, conocer los fenómenos naturales, normas sociales y otros. Así mismo deberían darnos bases para aprender, posteriormente, un oficio o una profesión con la cual podamos sostenernos autónomamente. En esta etapa es fundamental empoderar a los niños y jóvenes en habilidades blandas, sociales o para la vida, estas asociadas con la emocionalidad, las cuales principalmente son: la comunicación y escucha, el liderazgo, el trabajo en equipo, el pensamiento crítico, la adaptabilidad, la creatividad, la iniciativa y la responsabilidad entre otras. Estas se aprenden en la experiencia, y no en una clase teórica o magistral, y son requisito indispensable para vivir una buena vida consigo mismo y con los demás.

Ya en la Universidad, o en la institución que nos forma e informa sobre una profesión o un oficio a ejercer debemos ser dotados por docentes y tutores con una serie de conocimientos, capacidades, cualidades, aptitudes, especialmente intelectuales que permitan desarrollar algo, cumplir una función o desempeñar un cargo de acuerdo con las necesidades y requerimientos del entorno social y empresarial y así poder articularse con ellos.

Posteriormente continuaremos nuestro proceso educativo en el sitio de trabajo donde nuestros superiores, compañeros y subalternos nos enseñaran múltiples cosas, las cuales deben mejorar nuestro desempeño como personas y profesionales.

Hemos enunciado el qué, el para qué, el dónde y por último hablaremos del más importante que es el quién, y en relación con el perfil requerido para real y efectivamente impactar y empoderar a los demás de buenas prácticas, capacidades y competencias. Esta persona debe tener varias capacidades, pero las esenciales y fundamentales es la de ser inspirador, ser un conector emocional y un generador de confianza con quienes interactúa.
Sin duda quien aprenda, entienda y aplique este proceso educativo tendrá una Conducta Responsable adecuada.

Fuente: Ing. Jaime Fernando Rodríguez Rocha

Esta noticia la leyeron 2018 personas

Cultura Digital, Aporta un "Me gusta" a este portal


Noticias Relacionadas

Publicidad
Edictos
BeneficiarioLink
Segundo B. Torres Peña
Descargar
Segundo B. Torres Peña
Descargar
Segundo B. Torres Peña
Descargar
Luis Angel Lopez Perez.
Descargar
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Conoce el sistema radial Online del Grupo Red Andina Radio & TV. Donde sus selectos oyentes y visitantes pueden complacer su oido con las mejores notas músicales con un variado listado de emisoras


Copyright © 2021
El uso de este sitio web implica la aceptación de los Términos y Condiciones de Boyacá Radio
Prohibida su reproducción total o parcial, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita de su titular Boyacá Radio.


La clave es la educación para una Conducta Responsable