Opinión

 viernes 23 de enero de 2015

 

La tripleta de Daniel Jaramillo

Foto: ciclismointernacional.com

Comparte

Por Laura Pérez González

Esta noticia la leyeron 506 personas


Aporta un "Me gusta" a este portal ¡Gracias!


En el país hay un corredor que ha ganado las 3 Vueltas Nacionales donde participan ciclistas de las categorías prejuvenil, juvenil y sub-23.

El cielo se está tornando oscuro, puede que haya uno que otro trueno avisando que sobre Chinchiná, Caldas va a caer una tormenta, pero Daniel Jaramillo no piensa en eso, está concentrado calentando, tiene puesta la camiseta de líder de la Vuelta de la Juventud y solo faltan tres etapas para que consiga algo inédito en la historia ciclismo colombiano, ganar las tres vueltas nacionales de las categorías inferiores que se corren en el país y en las que surgen los grandes talentos de este deporte.

Es el año 2011, hace más de una hora empezó la etapa, la mayoría de ciclistas ya están en carretera, otros ya llegaron a Manizales y están marcando los tiempos de referencia. Daniel está en la línea de partida, escucha el conteo regresivo, la orden de salir y comienza a pedalear, no ha recorrido ni un kilómetro cuando el aguacero que se anunciaba minutos atrás se convirtió en su compañero de etapa, y aunque quería conservar el liderato, el agua que bajaba por la carretera mientras subía hacia Manizales, no lo dejó avanzar con el ritmo que hubiera querido, antes de llegar a la meta sabía que iba a perder el liderato, y lo perdió. Ese día le cayó literalmente un baldado de agua fría que lo estaba alejando de la tripleta.

Para Daniel primero fue el atletismo, aunque rápidamente le llamó la atención el ciclismo. Tenía 15 años cuando le prestaron una bicicleta y comenzó a entrenar. Los primeros días no recorría más de 30 kilómetros. Al poco tiempo participó en una carrera en Ciudad Bolívar, un municipio cercano a Jardín, Antioquia, lugar dónde nació, quedó de octavo.

Ese año (2006) participó por primera vez en La Vuelta del Futuro, competencia nacional para los ciclistas de la categoría prejuvenil (15 y 16 años). El puesto se lo ganó en una competencia previa en la que participaron jóvenes de todo el departamento antioqueño, en la que quedó de tercero: “Esa es la carrera con la que uno sueña. Fui con el Orgullo Paisa, estaba muy contento y muy nervioso porque es la primera vez que iba a correr fuera de Antioquia, apenas llevaba 3 meses montando en bicicleta, entonces siempre me daba mucho miedo porque éramos como 240 niños. El primer día tuve dos caídas”.

La mayoría de los ciclistas recuerda su primera participación en La Vuelta al Futuro por la cantidad de competidores que hay y por las caídas que produce la inexperiencia, este último factor también produce anécdotas que siempre se recordarán, como el primer paso de Daniel Jaramillo por la línea de meta, esa primera etapa terminó en una subida, tres ciclistas se habían separado del grupo principal y entre ellos quedó el ganador, Daniel entró solo en el cuarto puesto, alzando la manos, como si hubiera ganado: “Yo sabía que iba de cuarto, pero la emoción de haber quedado en ese puesto en la primera etapa me hizo pasar levantando las manos como si hubiera sido el campeón.”

Obviamente las preguntas, los comentarios y las burlas lo acompañaron toda la carrera: “Yo pensé que si uno llegaba solo podía alzar las manos, porque yo era muy novatico.” Esa fue otra explicación.

La siguiente etapa fue una contarreloj individual en la que quedó tercero, lo que le permitió llegar a este mismo puesto en la clasificación general, que conservó hasta el final. “Lo que me dolió fue que como era tan lejos la carrera (en el departamento del Huila) se terminó y el entrenador ahí mismo nos dijo ‘vámonos’, entonces empacamos y yo con las ganas de montarme al podium por primera vez, pero no, no se pudo”.

El desquite de Daniel llegó al año siguiente, desde el primer día de competencia se convirtió en el líder al ganar el prólogo, también ganó la primera etapa, en la segunda se cayó, pero logró mantener el liderato por dos segundos, al día siguiente volvió a ser el primero en la línea de meta. Ganó 3 de 4, se subió al podium en el primer escalón y no contento con esto fue el campeón de la montaña y la regularidad.

Al pasar a la categoría juvenil llegó su primera participación en la Vuelta al Porvenir (2008) y aunque llegó como favorito se concentró en ayudar a su compañero de equipo Luis Felipe López, quien al ganar la primera etapa se convirtió en el líder. Jaramillo quedó noveno.

Al año siguiente (2009) sabía que si quería ser campeón tenía que atacar desde el principio, y eso hizo en la primera etapa que salió de la ciudad de Pasto, ganó en el embalaje final en Ipiales, Nariño. Al día siguiente, con la camiseta de líder, hizo el mejor tiempo en la contrarreloj.

En la tercera etapa apareció la montaña, un terreno en el que se defiende muy bien, pero una caída puso en riesgo su liderato, empezó a subir con los últimos, pero a medida que recorría cada kilómetro se fue recuperando hasta llegar de segundo a la meta. Los otros dos días de competencia Daniel y su equipo, el Orgullo Paisa, se dedicaron a defender el liderato para nuevamente subir al podium como campeón de la general, la montaña y la regularidad.

Como dicen por ahí, cero y van dos.

En el 2010 pasó a la categoría sub 23, en la que continúo corriendo en el Orgullo Paisa. Su primera participación en la Vuelta a la Juventud (hoy Vuelta a Colombia sub-23) comenzó en Boyacá. Era la primera vez que se enfrentaba a una carrera de 7 etapas. Desde el segundo día hasta el final, Daniel pasó la meta con el primer grupo de corredores, lo que le permitió finalizar en el tercer lugar de la general.

Su segunda participación comenzó en Popayán, las tres primeras etapas fueron relativamente tranquilas, la cuarta empezó a mostrar quienes estaban en mejores condiciones para buscar el liderato, pues el final era un Premio de Montaña de primera categoría en la Plaza de Toros de Manizales, después de varias horas de carrera el grupo principal quedó reducido a 10 corredores, faltando 8 kilómetros para la meta Jaramillo vio su oportunidad, atacó, otros dos ciclistas se fueron con él, pero los dejó en el camino, ganando la etapa y convirtiéndose en líder, no por mucho tiempo, la lluvia le quitó la camiseta.

Afortunadamente para Daniel, al día siguiente llegó el desquite en la etapa Manizales – Jericó, siendo del suroeste antioqueño ya había subido a Jericó (municipio cercano a Jardín) por lo menos dos veces en bicicleta, pero más que la ventaja que le daba conocer el camino, esa etapa lo acercó a su gente, fueron muchas personas a saludarlo. Fue la primera vez que vio su nombre y su apodo (Mañelo) escrito en el pavimento. Ese día quedó de segundo y volvió a ser el líder.

Ahora, solo faltaba una etapa, Jericó - La Estrella, donde todo iba según lo planeado en la reunión técnica de su equipo hasta que uno de sus compañeros se fue en una fuga con un corredor ‘peligroso’, uno con el que podía perder la carrera. Daniel todo el momento fue consciente del tiempo que estaba cediendo, pero no se desesperó, conservó la calma hasta llegar al municipio de La Estrella donde atacó y pasó de segundo por la línea de meta, el corredor ‘peligroso’ entró detrás de él. Ese día, el nuevo campeón de la Vuelta de la Juventud, completó la tripleta.

“Cuando había cogido el liderato en Manizales a mí me dijeron: ‘Vea va a ser el único que se ha ganado las tres hasta ahora’ me felicitaban y todo, sin haberla ganado”, comenta Daniel, a lo que añade: “Uno saber que ha sido el único en un país donde hay tanto ciclista que ha logrado eso, es algo bastante bueno.”

En el 2015 Daniel corre por segundo año consecutivo con el equipo estadounidense Jamis- Hagen Berman, con el que en el 2014 ganó dos etapas en el Tour de Gila (Estados Unidos), fue líder por tres días, pero las posibilidades de ganar la carrera se le fueron en una contrarreloj plana.

Ahora a Daniel le falta ganar una Vuelta a Colombia, para que el ciclo sea completo. Ya la corrió en una oportunidad, siendo sub-23: “Me fue más o menos. Yo iba muy bien preparado, si no que los primeros tres días tuve muy mala suerte, perdí 18 minutos en varadas, pinchazos, los tres días pinchaba, y ya no era capaz de llegar al lote, perdía mucho tiempo. Terminé como de 40.” Ganar la Vuelta a Colombia es la meta: “Si Dios quiere en algunos añitos. Todo el mundo me dice que ya solo me falta la Vuelta a Colombia.”

Fuente: pulzo.com

Esta noticia la leyeron 506 personas

Cultura Digital, Aporta un "Me gusta" a este portal


Noticias Relacionadas

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
PATRIOTAS BOYACÁ

Marcadores ofrecidos por marcadores.com

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Conoce el sistema radial Online del Grupo Red Andina Radio & TV. Donde sus selectos oyentes y visitantes pueden complacer su oido con las mejores notas músicales con un variado listado de emisoras


Copyright © 2017
El uso de este sitio web implica la aceptación de los Términos y Condiciones de Boyacá Radio
Prohibida su reproducción total o parcial, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita de su titular Boyacá Radio.


La tripleta de Daniel Jaramillo